sábado, 23 de marzo de 2013

Rock y solidaridad se dieron la mano en Rock & Kilo Nerja.



Complicado sentarse frente al ordenador y reflejar en este blog la celebración del Concierto Rock and Kilo que tuvo lugar la noche del viernes. Un tema con muchas aristas, cambio de lugar a última hora por informes técnicos que se dan un día antes del concierto, una asistencia que no cumplió con las expectativas (pero que alguno nos podíamos figurar por la escasa asistencia que ha habido a conciertos de este tipo como los que se celebraron en solidaridad por el terremoto de Haití o por el Taller de la Amistad en  La Fábrica hace unos años), entre otros. Lo importante de cualquier forma es señalar que se estaba para apoyar una causa solidaria con una institución como Cáritas por la iniciativa de la banda de rock Kassia, que merece el más fuerte de los aplausos. Y con ese espíritu de colaboración los que asistentes: los voluntarios de Cáritas, las bandas de música, los trabajadores del CCVN y el público. Según me comentaron personas de Cáritas, la demanda de alimentos ha aumentado de forma espectacular y son muchísimos los que se acercan a sus dependencias en búsqueda de alimentos para seguir adelante. El rock era el medio para una acción solidaria y no tuvo un tirón excesivo. Lo curioso será que seguramente mañana habrá quien se queje y diga que en Nerja no se hacen realizan actividades.




A partir de las 21h aproximadamente empezaron las actuaciones, que se iniciaron con Mil Historias, venidos de Villanueva del Rosario, en formato acústico que desplegó un pop rock entre los 80 y bandas actuales como Fito y los Fitipaldis. Les siguieron La Vigilia del Rock, que tiene en sus filas nuevas incorporaciones, como en la batería a David Jimena. Rock que miran al otro lado del Atlántico en sus referencias musicales. Los Aquitipartis, banda de versiones, fueron los que mejor sonaron en la velada, sus recreaciones son muy potentes con un carismático Pichi al frente y con dos guitarra de altura como Ángel y Dani. A continuación les llegó el turno a Kassia, los responsables de esta iniciativa, que desplegaron su cancionero rock con temas propios y ajenos, mirando a sus influencias como El último de la fila, Joaquín Sabina o Extremoduro, cuyas versiones encendieron al patio de butacas. Finalizaron La Vihen Zanta, con temas que cada suenan más potentes, como No te quieres enterar, pero les sobra, y de largo, actitud. Al final te quedas con las formas y el fondo, la música y las canciones, se diluyen.

A la salida podíamos ver la recompensa de los involucrados en esta iniciativa: centenares de kilos de comida destinados a aquellos que son arrollados por este tsunami de la crisis.



4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
PopBelmondo dijo...

Los comentarios anónimos no serán publicados, os ruego que vayan identificados con nombres. Saludos.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu asistencia y por esta crónica. La verdad es que ese cambio de última hora echó a mucha gente atrás, pero lo importante en este caso es la recaudación de comida, y fue bastante bien.

Esperamos volver pronto por esa tierra de Nerja, a ser posible en un escenario mas propicio para el rock!

Un abrazo

AquitipartiS Torrox-Costa dijo...

hola soy dani (aquitipartis-lavihenzanta) gracias por las fotos y esperamos el video, creo que con lo unico que hay que quedarse de este festival es que se han conseguido 300 kilos de comida que me digeron que se habian conseguido...y olvidar el tema del sitio, de la asistencia y del sonido...y si hay otro alli estaremos! ;)